Javier Larrosa

Nacio en Huesca en el huesca, 1959. A los 17 años compró su primera cámara. Después del servicio militar trabajó como pastor en el Pirineo, en el Valle de Tena, donde aprendió a mirar y sobre todo a apreciar las luces matutinas y vespertinas. Aprendió fotografía de la mano de José luis Fortuño en la escuela de Artes y de José Ramón Díaz Tardos las técnicas del virado; en el año 2000 gano el primer premio en el concurso Lucien Briet con la imagen “Jubilo y satisfacción” una composición sobre los Navajeros.

Las cianotipias es una exploración reciente que aprendió en un taller de Alegra Lacoma en Ayerbe. Y de aquellos barros estos lodos.